Hornos de leña

Cada vez son más las personas que piensan en comprar un horno a leña para poder cocinar los alimentos de un forma diferente para degustar una cocina distinta a la de las comidas habituales.

¿Qué es un horno de leña?

Un horno de leña es una herramienta de cocción que funciona del mismo modo que un horno de estilo convencional eléctrico o de gas. No obstante, la principal diferencia radica en que el calor que se produce es por la leña y eso otorga un sabor especial a las comidas, algo que por lo general no comemos a diario, y en función del tipo de leña obtendremos diferentes sabores. De esta manera, podemos cocinar lo mismo que en un horno de cocina de un restaurante, aunque los hornos caseros disponen de la capacidad para economizar la energía.

Por tanto, el secreto está en los materiales usados para construirlo, con paredes que retienen el calor por horas y que posibilitan que el horno aproveche mejor los recursos. Así, el rendimiento es óptimo. Otra de las ventajas es que estos hornos suelen cocinar los alimentos en el suelo del mismo, que también se calienta y es refractario.

Así, podremos colocar el pan o las pizzas directamente, sin necesidad de contar con bandejas, lo que motiva que estos alimentos presenten una textura diferente a lo usual, constituyendo este un rasgo distintivo de estos hornos.

Características y funcionamiento

Se trata de un elemento ideal para ubicarlo en el exterior al estar construido con piedra para soportar el calor. De hecho, los principios básicos por los que se rige el funcionamiento de un horno a leña son el flujo del calor con el aire y la refracción del calor.

El primero se basa en un modelo canadiense en el que la única puerta está en la parte frontal, lugar por el que entra la leña y el aire preciso para realizar la combustión. El aire entra frío, pasa por el calor de las brasas y sale por la puerta de la chimenea, conduciendo a una situación de igualdad de calor dentro de las paredes del horno.

El segundo principio necesita de materiales como ladrillos de barro cocido, hormigón, hierro, cal o arena, los cuales propician que el calor quede dentro de la cúpula durante el mayor tiempo posible. De este modo, estos hornos cumplen con las condiciones de salubridad exigidas y permiten que podamos cocinar con total confianza. El ladrillo que usamos no dispone de porcentajes altos de hierro, de ahí que no afecte a la comida cuando se calienta. De hecho, el secreto de este método es que los materiales guarden el calor en lugar de repelerlo.

Consejos

A la hora de comprar un horno de este estilo es necesario que tengas en cuenta las dimensiones de tu hogar, así como la posibilidad de conectarlo con el exterior, ya que no has de olvidar que debe contar con una buena toma de salida para que los gases salgan al exterior.

Como ves, un horno a leña es un elemento bastante útil que te permitirá poder elaborar comidas diferentes con un auténtico sabor a brasas.

¿Cual es el precio de un Horno de Leña?

El precio de los hornos de leña modernos varía principalmente por el tamaño y por el material utilizado en su creación. Los hornos metálicos suelen ser más económicos y más fáciles de instalar que los fabricados con ladrillos. Si disponen de un termómetro el horno es un poco más caro.

Como Funciona un Horno de Leña.

Como todo horno este trabaja con los principios de flujo de calor con el aire y el de refracción.

Cómo funciona la refracción de calor en un horno de leña: Diversos materiales cumplen la función de almacenar calor dentro de una capsula o cúpula por mucho tiempo, entre estos materiales tenemos: ladrillos de arcilla, de gres, concreto, cal, metal y arena.

Se debe tener precaución al momento de usar ladrillos y estos no deben tener porcentajes de hierro altos lo cual está en contra de las regulaciones de salubridad. El verdadero fundamento es usar materiales que guarden y repelen el calor según sea el caso.

Como se proporciona el flujo de calor: La puerta se debe colocar en frente del horno. Con la finalidad de aprovechar el paso del aire y que genere combustión. También ayuda el usar un diseño en forma de iglú o para ser más explícito forma de casa de esquimal. También se podría decir que modelos piramidales ayudan con respecto al flujo de calor.

Como se debe Encender un Horno de Leña:

Esto es un procedimiento que suele tomar algo de tiempo, y en muchos casos la tolerancia es gran aliada:

  • En la puerta del horno es donde se debe iniciar el fuego.
  • Se deben introducir lentamente los leños, en el centro del horno para precalentarlo.
  • Se deben distribuir las brasas hacia atrás, para que el calor de las mismas ayude a unificar la temperatura por todo el cubículo.

Al tratar de construir un horno de leña de manera artesanal se debe tener en cuenta que debe estar en un lugar propicio, a una altura adecuada para evitar malas posiciones al alimentarlo de leña. Y que el calor no deteriore paredes o techos del lugar donde se encuentre.

Desventajas de los Hornos a Leña son:

  • Lo negativo de estos hornos a leña, es que no se puede tener en cualquier casa o apartamento por el calor que emana.
  • La emanación de humo es un factor contraproducente un espacio semi cerrado.

Hornos de Barro, Cómo funciona un Horno de Leña

Aunque el funcionamiento de horno de leña es similar al de un horno convencional eléctrico o de gas. La leña aporta calor a los hornos de barro y estos cocinan los alimentos. El tiempo de cocción  y el sabor de los alimentos es diferente y depende de muchos factores.

Los hornos de barro funcionan gracias a dos principios esenciales el flujo del calor y la refracción del calor.

Flujo del calor o sistema de convección

El aire frío entra por la boca o puerta del horno de barro se calienta al entrar en contacto con la leña o brasas y calienta las paredes del horno antes de salir por el tiro o chimenea.

Refracción del calor

Los materiales utilizados en la fabricación del horno de barro acumulan y conservan el calor durante más tiempo. Los materiales refractarios se calienten en muy poco tiempo y perdure el calor hasta 24 horas.

En Hornos de Leña Baratos utilizamos ladrillos refractarios fabricados con barro de Pereruela de Sayago. Todos nuestros hornos de barro de Pereruela están fabricados de una sola pieza con refuerzo lateral de máxima calidad.

HORNOS LEÑA – CONSEJOS PARA DOMINAR TU HORNO DE LEÑA

  • Si estrenas horno de barro asegúrate de que el horno está totalmente seco antes de usarlo por primera vez.
  • Los alimentos que se componen principalmente por una masa de harina (postres, pizzas, panes…) pueden cocinarse directamente sobre las cenizas.
  • Utiliza un recipiente de barro refractario para cocinar las carnes y pescados. Conserva más el calor y si además utilizas un recipiente estriado evitarás que los alimentos estén continuamente en contacto con el agua y grasa que suelta, resultado, un plato más crujiente y sano.
  • Vigila el tiro y la puerta del horno, así evitarás la presencia innecesaria de humo y otros gases procedentes de la combustión en el interior del horno de leña.
  • Aprovecha el calor residual de tu horno de barro. Los hornos de barro conservan el calor durante horas después de haberlos utilizado. Empieza cocinando un asado y continúa mientras que siga caliente con panes, empanadas, bizcochos, legumbres, manzanas y pimientos asados…

Consejos para Comprar un Horno de Leña

A la hora de comprar un horno de este estilo es necesario que tengas en cuenta las dimensiones de tu hogar, así como la posibilidad de conectarlo con el exterior, ya que no has de olvidar que debe contar con una buena toma de salida para que los gases salgan al exterior.

Como ves, un horno a leña es un elemento bastante útil que te permitirá poder elaborar comidas diferentes con un auténtico sabor a brasas.

Cumple con todos los requerimientos de cualquier horno convencional, tanto de gas o eléctrico. Algo que es característico de este horno es un aroma que le proporciona a la comida que se asa o cocina dentro de él. Dependiendo del tipo de madera que se utilice el olor y sabor de la comida será más pronunciado o no.

No tiene nada que envidiarle a ningún horno moderno o del perteneciente a un restaurante lujoso, es más, estos hornos a la leña son sumamente ahorradores de energía. Claro está, como es construido con materiales rupestres y naturales es de mayor uso en espacios abiertos y al aire libre.

El cubículo interno de este tipo de horno almacena calor por lapsos periódicos, gracias a los recursos con el que es fabricado. En las paredes y en el piso de este horno se puede cocinar directamente.