Hornos microondas

Entendemos por microondas tradicional el típico de toda la vida que ya tenían nuestros padres, ese que no falta en ninguna cocina y que casi siempre se usa solo para calentar. Estéticamente  no han variado demasiado en los últimos años, y la verdad es que todas las marcas presentan un diseño muy parecido, generalmente de color blanco y dimensiones similares.

Nació como una ayuda en la cocina para calentar, descongelar y cocinar rápidamente, aunque con poca precisión. La cocción se basa en la acción de las microondas calentando directamente la parte central y superior de los alimentos, que suele provocar un sobrecalentamiento dejando partes frías o crudas. Si queremos cierta uniformidad, hay que probar con tiempos cortos y remover.

Horno microondas: las ventajas de un microondas con el acabado de un horno de convección.

Los hornos microondas funcionan como un electrodoméstico de doble función: a las ventajas del microondas tradicional se suman todas las posibilidades del horno de convección. Es decir, además de calentar nos permiten cocinar con un acabado real, como el que conseguiríamos en el horno.

Estos microondas son también más potentes y presentan una gama de funciones y modos de cocinado diseñados para diferentes alimentos y recetas. Los platos se hornean por calor de convección, es más homogéneo y el acabado más natural y sabroso, con un exterior dorado y crujiente. El acabado y la textura no tiene nada que ver con el cocinado de microondas tradicional.